Nuestra historia

Solidario conmigo es producto de la integración de dos modelos exitosos: Solidario y UniBanco

Solidario: Cuando los pequeños crecen, un futuro grande se levanta

Nacimos en 1996, con la misión social de brindar crédito a personas de alta vulnerabilidad económica. Nuestro enfoque fue dar servicios a la microempresa que era un segmento desatendido por la banca tradicional y de vital importancia para generar progreso.

En Latinoamérica, fuimos el primer banco especializado en microcrédito con capital 100% privado, y el primero en Ecuador en dedicarse con exclusividad a esa forma de operación financiera.

Somos un claro innovador en las microfinanzas por nuestra metodología, prácticas de evaluación y herramientas de gestión de riesgo.

Apoyamos a casi medio millón de microempresas, a las cuales desembolsamos 3 mil millones de dólares en crédito.

UniBanco: Inclusión desde el crédito

Desde 1994 fuimos la puerta de entrada al sistema financiero para más de un millón de ecuatorianos no atendidos por la banca tradicional, con productos que ayudan a resolver y organizar sus necesidades cotidianas.

Este modelo, pionero por su especialización, colocación masiva de crédito, incorporación de canales de fuerza de ventas y de cobranza formal, evidencia que la inclusión financiera responsable sí es sostenida y rentable, mejorando la calidad de vida de los clientes.

Además de manejar créditos, las personas construyen un historial crediticio, aprenden el manejo de herramientas financieras y acceden a múltiples servicios.

En el 2013 concluyó la fusión de UniBanco y Solidario. El banco unificado -Solidario S.A.- integró a los colaboradores, clientes, activos, pasivos y patrimonio de los dos bancos, ambos con calificación AA+.